ARTÍCULO: Ministerio de Cultura, el gran responsable.

Compártelo con tus amigos

Los argumentos presentados en su momento por el IPCC no fueron suficiente razón para que este Ministerio detuviera la construcción del esperpento llamado Aquarella.

Defender el patrimonio histórico y cultural de Cartagena, que es de la humanidad, no es una imposición simplemente, es un deber sagrado de todos los colombianos incluida la humanidad. Nos vamos a referir en este artículo a cómo sí era posible evitar el esperpento monstruoso de cemento que estando afuera o adentro de los límites permitidos rompe con la visual del Castillo y la fortaleza de San Felipe de Barajas, cuya construcción data de 1656, construido en el incómodo cerro de San Lázaro.

Por ser la parte más alta y más cercana a la Ciudad Amurallada, se andaba con mucho temor por parte del Gobernador de ese entonces Pedro Zapata de Mendoza y los residentes de Cartagena por los continuos ataques que la ciudad sufría y la posibilidad de que piratas, corsarios y bucaneros pudiesen tomarse este cerro y desde allí bombardear a la ciudad, se le denominaba el incómodo padrastro y su nombre de San Lázaro obedecía a que funcionaba un leprocomio en la cercanía, pero esa que era la altura más importante de las cercanías de Cartagena título que le arrebató recientemente el edificio Aquarella duplicando incluso la altura del cerro de San Lázaro con su fortificación, estos piratas que llegaron en avión nisiquiera saben el motivo de porqué se construyó el Castillo de San Felipe de Barajas, la fortaleza más grande de España en América, pero sí saben cuántos metros cuadrados y con cuánto de altura taparon esa reliquia histórica de la humanidad.

El Procurador y el Fiscal muy diligentes se la emballestaron a algunos ciudadanos que por cierto la justicia los devolvió a las calles, sigue el proceso pero parece que por ahí no va a ser posible el sueño de los ilusos cartageneros y de los defensores del Patrimonio que el esperpento del Aquarella devuelva al cerro de San Lázaro su título de la mayor altura más cerca de la Cartagena histórica.

Muy respetuosamente creemos que el señor Procurador en especial ha pasado por alto o tal vez desconoce los ruegos del Comité Técnico de Patrimonio del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, IPCC, quien desde el 2016 puso el grito en el cielo y en el Ministerio de Cultura advirtiendo el interés de algunos particulares por construir lo que hoy conocemos como el edificio Aquarella; muchos diarios de nivel nacional y local hicieron eco a la solicitud de dicho Comité, pero el Ministerio guardó cómplice silencio y casi un año después empezó paquidérmicamente a tratar de revertir lo ya realizado.

Que aparezcan muchos culpables no lo negamos pero el primer culpable es el Ministerio de Cultura guardián natural y legal del patrimonio colombiano, sería lógico y justo que también se busquen responsables en el Ministerio de Cultura que en el gobierno del presidente de la paz estuvo en paz los ocho años.

Publicación del Diario El Universal del 18 de abril de 2016, donde se advierte la comunicación del IPCC al Ministerio de Cultura sobre el cuestionado proyecto de vivienda.

 


Compártelo con tus amigos